miércoles, 28 de junio de 2017

Amigo Pedro

Es martes y...

No sé por qué graniza en los albores del verano más caliente, no sé por qué supuran mares de los ojos a mi alrededor. No sé por qué se encoge el vuelo de estas alas de batida valiente. No sé por qué se me acelera el pulso en este silencio atronador.

No sé por qué ya no corre la tinta como un río desbordante. No sé por qué las rotativas han perdido la letra de tu guión. No sé por qué, la grada, ya no suena con la fuerza rabiosa de antes, con la última parada del ascenso y el gol de la salvación.

Quizá sea porque no encuentran tu brazo solidario cerca, tu desvelo preocupado o tu cuño de justicia social. Quizá sea porque no escuchan el abrir continuo de tu puerta, tu rugido sosegado o tu mano limpia y servicial.

Quizá sea por el recuerdo que duele y a la vez nos hace sonreír. Quizá sea por tu huella que reside en cada piedra de Aibar. Quizá sea por todo, quizá sea por ti. No sé, Pedro, si tú me puedes contestar.

martes, 23 de mayo de 2017

El renacido

Es martes y...

Al tercer día resucitó de entre los muertos, proclamando triunfalmente su regreso como salvador.

No, ahora en serio, solamente es Pedro Sánchez que vuelve a tomar el mando del PSOE o lo que queda de él. Después de ser apaleado, vilipendiado y apartado por los que se decían compañeros, regresa con un triunfalismo de postal, para la hinchada militante y poco más. Renace de sus cenizas de político mediocre para seguir siendo lo que fue.

Pedro, ese hombre capaz de superar todos los hitos electorales del socialismo español, pero por abajo, y el artífice de un pacto con la nueva derecha ultraliberal para después culpar a la verdadera izquierda de no sumarse, ya está aquí de nuevo. Y lo hace con la firme intención de salvar a la patria de la corrupción y el mangoneo, con el traje de superhéroe puesto y cantando "La Internacional". Con un par.

Sin embargo, su victoria ante Susana y el equipo al completo, conserva una migaja de poesía clásica, de versos de juglar. Y es que, ver a toda la guardia pretoriana con las orejas por el suelo y la lengua atrancada, es pura lírica. Lo apostaron todo por que nada cambiara, por bloquear y blanquear, por callar y abstenerse. Por lo menos, esta vez, no han ganado.

Volverá el ataque de González, de Susana y de Cebrián. Lanzarán la proclama del miedo, de orden constitucional. Volverán con la vieja estrategia del insulto vía editorial. Volverán codo con codo, con sus fieles de la patronal.

martes, 16 de mayo de 2017

A la calle

Es martes y...

Salgamos todos a la calle, para que a nadie más le obliguen a hacerlo.

15 de junio, es el día señalado para seguir acuchillando la espesa niebla de la humanidad. En un lugar de Leganés, una mujer, víctima de la execrable violencia machista y su hijo de 8 años con parálisis cerebral van a ser desahuciados por no poder pagar el alquiler de su vivienda. No cabe más dolor ni más injusticia en un titular.

Esta madre, ejemplo como tantas de lucha silenciosa, ha chocado de bruces contra un sistema al que, a papo lleno, llaman democracia. Su insistencia y valentía para reunir más de 90.000 firmas para solicitar un alquiler social, el apoyo popular y cierta propaganda mediática pueden hacer de esta tropelía un caso de justicia poética. Sin embargo, y por desgracia, es solo un grano más en este silo a rebosar.

Sistema envenenado que asesina por decreto, vidas resumidas en números estadísticos. La bondad avergonzada se ha refugiado en el gueto, lejos del banquero, del cleptómano y del cínico. La empatía se ha perdido en el candado de su caja B, es un bien preciado propio del resto de especies. El que manda dice que todo funciona bien, mientras nos desahucian y secuestran en los CIEs.

Anestesia general, sal de nuestro cuerpo endurecido y no dejes que sonriamos al fuego de su caldera. Anestesia global, sal de nuestro cerebro sumiso y déjanos romper la coraza de su trinchera.

lunes, 8 de mayo de 2017

El sitio de mi recreo

Es martes y...

Soy el pulmón que llena de vida este paisaje. Soy el murmullo que ahuyenta al silencio oscuro. Soy la pureza inocente carente de maquillaje. Soy lo que fui, lo que soy, también quiero ser futuro.

Estamos fuera del radio implacable de los rascacielos, de hecho podríamos caber todos en uno de ellos. Somos pocos sí, pero somos. Hemos decidido caminar lejos del humo que enciende cada semáforo y agarrarnos a una tierra que nos llama, que está gritando a un mundo sordo. No tenemos zona azul ni cinco aulas por curso pero creemos en nuestra forma de vida, y vamos a luchar por ella.

La despoblación de las zonas rurales es un hecho innegable que requiere de una reflexión y un análisis muy profundos. No se puede, ni se debe, pretender determinar la elección que cada individuo toma respecto al lugar donde decide vivir, pero sí se puede y se debe reforzar el andamio más vulnerable. Discriminando positivamente si es necesario, por supuesto.

Los colegios rurales están sufriendo la injusticia de un sistema de cuotas envejecido y que urge renovar. No somos números, ni podemos pretender que se administren vidas como porcentajes. Cada niña es un latido para el pueblo, cada niño es otro latido más. 

Soy el soplo nuevo en el recreo más feliz. Soy la luz despierta en el rostro primaveral. Soy la tiza digna sin renuncia ni desliz. Soy el eco eterno de nuestra escuela rural.

lunes, 1 de mayo de 2017

Emoción de censura

Es martes y...

El grupo parlamentario de Unidos Podemos ha puesto encima de la mesa una posible moción de censura contra Mariano y su gobierno. La idea es que el resto de partidos, en consonancia con sus declaraciones anticorrupción, se junten para dar forma a una alternativa digna. Se trata de poder mirar a los ojos de la gente, nada más.

Tras un reposado análisis y un concienzudo debate interno que debió durar entre 13 y 15 segundos, PSOE y Ciudadanos dejaron claro que su compromiso contra el mangoneo y el atraco es innegable y está fuera de toda duda, por eso, no van a apoyar la moción y van a dejar que el agua corra. Vamos, que ya pueden​ salir Soraya y 'La Cospe' con capucha en vez de mantilla que Rivera y los golpistas de Susana no van a mover un dedo, no vaya a ser que les salpique sin querer.

Esperanza entre sollozos, el silencio de Rajoy, el atraco a mano armada. Una nación hecha trozos, el inmovilismo de hoy, su indecencia, su papada. Socialistas de hojalata, extremo centro liberal, la muleta del ratero. Miseria de la que mata, pueblo daño colateral, su impunidad, su dinero. El obrero por las calles, el primero de mayo, la 'mani', los sindicatos. La jornada de elecciones, el desastre, el desmayo, la emoción, el arrebato.

Trama saqueadora que nos sigue gobernando. Trama, plaga endémica, que no pagará jamás. Cada nuevo caso es un caso aislado para los Hernando. Cada nuevo caso es, para su saco, un voto más.

lunes, 24 de abril de 2017

Francia sumisa

Es martes y...

Nueva cita electoral en la vieja Europa y nueva derrota de los que esperaban un cambio de rumbo. Esta vez era Francia la que tenía que elegir, y ha elegido. Macron y Le Pen se verán las caras en la segunda vuelta, mientras dan la espalda a una masa anestesiada.

Y no será porque ​no había donde elegir. La debacle de los partidos clásicos y la efervescencia de nuevas alternativas ponían encima de la mesa un abanico de posibilidades entre las que resistía algún gramo de decencia. Sin embargo, el recuento ha sido tajante. Los inventores de la guillotina han pasado por el filo buena parte de su pasado de libertad, igualdad y fraternidad. Queda el lema y poco más.

Ahora, en la segunda vuelta, tendrán que posicionarse a favor del ultraliberalismo antipersonas o el nacionalismo xenófobo. Menudo cuadro les ha quedado. O Guatemala o 'guatepeor'. Y, sinceramente, no sé quién es quién.

Vuelve a ganar el fantasma, la sombra oscura del poder. De las urnas sale banca o raza blanca, ¡qué pastel! Mientras la alta esfera ríe, la 'troika' se despelota. Y el pueblo que, desangrado, ha olvidado lo que vota.

"Ni patrie, ni patron. Ni Le Pen, ni Macron".

lunes, 17 de abril de 2017

Despiertos y combativos

Es martes y...

Alberto Garzón, una de las pocas mentes lúcidas que nos quedan por estos lares de miseria moral, compartió, no hace mucho, la vivencia de un profesor de la Universidad de Salamanca que produce vértigo. 

Resulta que, año tras año, el primer día de clase realizaba siempre las mismas preguntas a sus alumnos y, curiosamente, casi siempre obtenía las mismas respuestas. Las cuestiones venían referidas a los peores gobiernos del mundo y el nombre de sus dirigentes. Rápidamente, saltaban a la palestra Cuba, Venezuela, Castro o Maduro. Sin embargo, ninguno de ellos había visitado esos países situados a miles de kilómetros, ni había indagado en exceso sobre los mismos. 

Inmediatamente, el profesor les preguntaba por el nombre del presidente portugués, y, a pesar de lindar con Salamanca y de que la mayoría de los alumnos había estado en Portugal, obtenía un silencio por respuesta. Tras una pausa meditada, les lanzaba la siguiente reflexión: "¿Quién está pensando por vosotros?".

No se trata de juzgar las miserias y grandezas de cada nación, no es una cuestión de compartir o rechazar su forma de actuar. Basta, tan solo, con depurar y contrastar la información, que acostumbra a llegar amputada y con ganas de infectar.

Que no te vendan la moto de buenos y malos. Que no te cuenten la historieta del paraíso feliz. Que no te domen a base de zanahoria y palos. Que no te ganen la partida de pensar por ti.