lunes, 24 de abril de 2017

Francia sumisa

Es martes y...

Nueva cita electoral en la vieja Europa y nueva derrota de los que esperaban un cambio de rumbo. Esta vez era Francia la que tenía que elegir, y ha elegido. Macron y Le Pen se verán las caras en la segunda vuelta, mientras dan la espalda a una masa anestesiada.

Y no será porque ​no había donde elegir. La debacle de los partidos clásicos y la efervescencia de nuevas alternativas ponían encima de la mesa un abanico de posibilidades entre las que resistía algún gramo de decencia. Sin embargo, el recuento ha sido tajante. Los inventores de la guillotina han pasado por el filo buena parte de su pasado de libertad, igualdad y fraternidad. Queda el lema y poco más.

Ahora, en la segunda vuelta, tendrán que posicionarse a favor del ultraliberalismo antipersonas o el nacionalismo xenófobo. Menudo cuadro les ha quedado. O Guatemala o 'guatepeor'. Y, sinceramente, no sé quién es quién.

Vuelve a ganar el fantasma, la sombra oscura del poder. De las urnas sale banca o raza blanca, ¡qué pastel! Mientras la alta esfera ríe, la 'troika' se despelota. Y el pueblo que, desangrado, ha olvidado lo que vota.

"Ni patrie, ni patron. Ni Le Pen, ni Macron".

lunes, 17 de abril de 2017

Despiertos y combativos

Es martes y...

Alberto Garzón, una de las pocas mentes lúcidas que nos quedan por estos lares de miseria moral, compartió, no hace mucho, la vivencia de un profesor de la Universidad de Salamanca que produce vértigo. 

Resulta que, año tras año, el primer día de clase realizaba siempre las mismas preguntas a sus alumnos y, curiosamente, casi siempre obtenía las mismas respuestas. Las cuestiones venían referidas a los peores gobiernos del mundo y el nombre de sus dirigentes. Rápidamente, saltaban a la palestra Cuba, Venezuela, Castro o Maduro. Sin embargo, ninguno de ellos había visitado esos países situados a miles de kilómetros, ni había indagado en exceso sobre los mismos. 

Inmediatamente, el profesor les preguntaba por el nombre del presidente portugués, y, a pesar de lindar con Salamanca y de que la mayoría de los alumnos había estado en Portugal, obtenía un silencio por respuesta. Tras una pausa meditada, les lanzaba la siguiente reflexión: "¿Quién está pensando por vosotros?".

No se trata de juzgar las miserias y grandezas de cada nación, no es una cuestión de compartir o rechazar su forma de actuar. Basta, tan solo, con depurar y contrastar la información, que acostumbra a llegar amputada y con ganas de infectar.

Que no te vendan la moto de buenos y malos. Que no te cuenten la historieta del paraíso feliz. Que no te domen a base de zanahoria y palos. Que no te ganen la partida de pensar por ti.

lunes, 10 de abril de 2017

Un paso más

Es martes y...

Debería ser un viaje sin retorno, sin billete que devuelva lo avanzado. Un testigo que no suene a tiro sordo, un entorno sin balas ni camuflados.

Este pasado sábado se escenificó en Baiona la entrega del arsenal que ETA todavía guardaba en su poder, haciendo participe a varios representantes de la sociedad civil que quisieron unirse a un acto de enorme profundidad. Con mucha mayor simbología que relevancia puntual, no es sino un paso más en el eterno camino hacia una paz verdadera, sin apellidos ni dictados. 

Nada, absolutamente nada, puede justificar la sangre ajena, el sometimiento agónico o la imposición totalitaria. Y eso, vale para todos. Los años de incertidumbre soterrada, bajo una nube perenne que se resistía a romper, tienen que dar paso a una luz sin remilgos, con memoria y sin espinas. Cada zancadilla, llena de demagogia y oportunismo, es una piedra gigante de irresponsabilidad, que, aún así, no podrá interrumpir un paso firme y decidido.

Es hora de la empatía, de la mano y la mirada. Es la hora del recuerdo, del presente y el mañana. Es la hora de los puentes, de la voz en la batalla. De luchar con la garganta, con ideas, sin metralla.

El resto del viaje está por escribir, teniendo siempre presente que el pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla.

lunes, 3 de abril de 2017

Un país serio

Es martes y...

El juez ha hablado. Aquí no se hacen bromas ni chistes sobre nuestros gloriosos antepasados, que somos un país serio. Ésto no es una república bananera con acento latino donde votan a cualquiera. Faltaría más.

La sentencia es clara, rotunda, firme. Condena de cárcel a quien se atreva a bromear, con según qué cosas claro. Cuarenta años de maquillaje son demasiados años para pretender que el colorete no se desgaste y no se vea el verdadero tono que esconde esta democracia. Hija de padre, sobrina de muchos. Cada vez más oxidada, cada vez menos de verdad.

Que no se te ocurra el chascarrillo, no molestes a los pistoleros. Antes pasabas por el cuchillo, ahora solamente prisionero. Así funciona este​ tinglado, en el que gobiernan los de siempre. Y homenajes, con cuidado, salvo el 20 de noviembre. Ese día hay barra libre, y brindis con tres de hielo. La justicia se va al cine, si alzas el brazo hacia el cielo.

Pero tú tranquilo, te dirán en las noticias. Disfruta en esta patria de código bucólico. Ya te mostrarán, de otro país, las injusticias, y sus cárceles llenas de presos políticos.

lunes, 27 de marzo de 2017

Las hijas de Elena

Es martes y...

"Tres eran tres las hijas de Elena. Tres eran tres, y ninguna era buena".

Después de un serial de amagos, zancadillas y negaciones, ya tenemos a los tres aspirantes a la secretaría general del PSOE. Patxi, Pedro y Susana. Si Pablo Iglesias, el fundador, tuviera que elegir, pediría el exilio a Portugal. Allí, por lo menos, mantienen parte de la esencia primigenia.

Patxi, el pacificador, fue el primero en dar un paso al frente con la tarara de la moderación y el saber estar. Claro que estar está gracias a que lleva tras de sí un historial de apoyos que saca los ojos de las cuencas. Lehendakari gracias al PP vasco y presidente del Congreso gracias a Ciudadanos. Lo dicho, la izquierda seria.

Pedro, el apaleado, no se resigna a salir en los libros de historia como el hombre que convirtió el peor resultado socialista en un hito, porque los del coletas no les habían pasado. Después de pactar con la derecha más rancia y tirar por la borda una alternativa real de progreso, nos dice que en un profundo proceso reflexivo ha visto la luz. Pues eso, la izquierda de las bases.

Susana, la retórica, se ha presentado entre vítores y momias que aplaudían como la única alternativa para devolver la victoria a su partido. 'Make Psoe Great Again' bien podría haber sido el lema de su aparición. La puesta en escena fue desbordante, rodeada de toda la vieja guardia, y de la muy vieja también. Tan solo Primo de Rivera y Arias Navarro disculparon su ausencia por motivos de salud. En fin, la nueva izquierda.

Pues esto es lo que hay, para que vayamos sacando la cuenta. Una vez se acabe el circo se pondrán a bailar, juntos, 'la yenka'.

Izquierda, izquierda, derecha, derecha, delante, detrás, un, dos, tres.

lunes, 20 de marzo de 2017

Parto multicolor

Es martes y...

En el Congreso de las estaciones se ha votado primavera, elegida en minoría ante la cruda oposición. El invierno se ha quejado de que es siempre la primera, que todos los cantautores le dedican su canción.

Pero tiene a la calle de su lado, y cada año, en estos días, brota una manifestación de color. Pétalos de mil tonalidades encabezan la marcha, portando la pancarta de apoyo incondicional. Es un parto natural y, como todo parto, lleva aparejado una catarata de dolor. Y después del silencio, el llanto en ojos polinizados por su ciclo natural.

El Real Decreto que humillaba tus derechos ha sido demolido por invasión. Ya no puede ennegrecer a su antojo tus campos verdes de esperanza. Lloverá, en tu abril valiente, a gusto de tu frente sin patrón. Saldrá el sol, en las praderas colectivas, que se pierden donde tu vista alcanza.

Dicen que te irás cuando el calor abrase. Dicen que los ríos, sin tu voz, desaparecen. Dicen que compones y me dictas cada frase. Dicen que resucitas sin que tus fieles te recen. Son todo pataletas de aquel otoño envidioso, son los desencantos de un invierno enredadera, son los gritos caprichosos del verano más celoso.

Eres tú, mi luz de mayo, mi candil, mi primavera.

lunes, 13 de marzo de 2017

¿Y tú qué eres?

Es martes y...

Cuando se precisa del dolor y de la humillación ajena para lucir sonrisa y careto ante las cámaras, se está exponiendo todo un mural de déficit emocional, de complejo reprimido y de incapacidad para la felicidad.

Todas esas expresiones de odio se elevan a la expresión más deleznable cuando el ataque va dirigido a los más vulnerables de entre los más débiles. Y eso es, precisamente, lo que han hecho los modositos de Hazte Oír, con su campaña mediática sobre ruedas. No se trata solo de un lema en un autobús horrible, es toda la caravana que va detrás de la organización, de sus amigos y sus palmeros, mandamases incluidos. A día de hoy, siguen siendo considerados por el Gobierno español como una organización de utilidad pública, beneficios fiscales mediante.

Poner en el punto de mira a las niñas y los niños es, de por sí, la más ruin de las maneras de hacerse notar. Pero, además, atacar los sentimientos de aquellos que ya sufren los vaivenes de una sociedad con demasiados ramalazos de intolerancia, sitúa a sus ideólogos y ejecutores en el sótano del estercolero de la indecencia.

La identidad de género, al igual que otras identidades personales, forma parte de la esencia más íntima e intransferible de cada ser humano, de las niñas y de los niños también. Intentar definir, encajonar y discriminar por la forma de sentir, el modo de querer y la manera de amar es el indicativo más evidente de presencia inquisitorial en el ADN de quienes lo permiten, lo realizan o lo aplauden.

Sé tú misma, se tú mismo, empujando los prejuicios al abismo. Sé tú mismo, sé tú misma, con el mismo enfoque, en tu propio prisma.